Evidencia Digital: Un producto de la informática forense

Reading Time: 4 minutes

En el artículo del 18 de septiembre titulado Informática Forense, se mencionó  el proceso de adquirir, preservar, obtener y presentar evidencia digital, actividad que tiene como objetivo garantizar su integridad desde la propia escena del crimen hasta el momento en que ha de ser puesta a disposición de quienes decidiran si es una evidencia relevante. En el campo jurídico, la prueba constituye  el medio que otorga a los jueces la convición sobre los hechos que interesan en juicio, sin éste requisito resulta impensable una adecuada administración de justicia. En la actualidad muchos acuerdos, negocios y contrataciones laborales se realizan de forma digital, utilizando el correo electrónico y una diversidad de redes sociales, existiendo además los denominados delitos informáticos,  considerados como una evolución de las forma de delinquir, que incluye delitos tradicionales realizados por vías informáticas y una creciente y preocupante aparición de nuevos actos ilíticos.

El experto en crímenes informáticos Ajoy Ghosh define la evidencia digital como “Cualquier información, que sujeta a una intervención humana u otra semejante, ha sido extraída de un medio informático”.  Aunque la obtención de cualquier medio de prueba no es sencillo, la  evidencia digital requiere un manejo diferente.  A diferencia de la física, la información digital posee dos características interesantes

  • Facil de copiar, es posible generar copias identicas sin dejar rastro, lo que dificulta establecer diferencias entre original y duplicado. Ésta facilidad de duplicidad permite que el procesamiento de la evidencia digital no se utilice la información original, para ello se realizan duplicados mediante procedimientos que garantizan su integridad bit a bit, utilizando programas especializados  en informática forense. Existen también programas para verificar que una aparente copia identica no coincide con la original.
  • Inborrable, la información digital es muy dificil de borrar, no importa que los usuarios e inclusive expertos en computación intenten eliminar registros informáticos, es posible su recuperación. Cuando la información se encuentra o transita por Internet –sitios web, correo electrónico, redes sociales- las posibilidades de eliminarla son aún más remotas.

Es importante advertir que la evidencia digital, no es lo mismo que  evidencia electrónicaque constituye el elemento material o físico en un sistema informático, es decir, el hardware en que se almacena o por el que se transmite la información, por ejemplo, no se debe confundir el teléfono celular –evidencia electrónica-  con el mensaje de texto mediante el cual se concreta un negocio o se recibe una extorción –evidencia digital-, sin embargo, ambos elementos son parte del proceso. El reconocimiento adecuado de la evidencia digital, implica también establecer que rol juega dentro del iter criminis,  logrando identificar que:

  • Es un delito en si misma, por ejemplo si se trata de una copia no autorizada de software o información confidencial.
  • Es un instrumento, por ejemplo el software malicioso que puede dañar sistemas informáticos o recopiliar información no autorizada.
  • Es evidencia en la comisión de otros delitos, sean estos informáticos o no, por ejemplo los registros de acceso no autorizado a sistemas informáticos.

Es la interacción de los usuarios con los sistemas informáticos lo que produce los registros que contienen la evidencia digital, los cuales se clasifican de la siguiente manera:

  • Registros almacenados en computadorque constituye la información generada por los usuarios, tal es el caso de documentos, fotografías, mensajes, etc. En estos registros es importante determinar el autor, la fecha de creación o modificación. Es util también establecer la fuente u origen, situación que se da cuando es a través de una red local o remota, donde un documento de word almacenado en un servidor en Estados Unidos pudo ser creado por un usuario desde Singapur, Australia o Alemania. La interconectividad hoy permite que adicional a la creación remota de registros, está pueda realizarse através de computadoras personales, laptos, tablets, teléfonos y hásta consolas de juego o televisores inteligentes.
  • Registros generados por computador, que no son generados por los usuarios, sino por las computadoras en los que se lleva el registro de eventos de usuario o logs. Los registros generados por computador pueden contener una cantidad extensa  de información sobre la actividad de los usuarios, lo que permite identificar con precisión cada una de las acciones realizadas en los sitemas informáticos involucrados, constituyendo un rastro inborrable de cada elemento utilizado por los usuarios, que se relaciona con el famoso principio forense de Transferencia o Intercambio de Locard, el cual implica que “cada contacto deja un rastro“, el cual se aplica también al ámbito informático.
  • Registros híbridos, que combinan los dos anteriores, es decir, contienen registros almacenados en computador por los usuarios y generados por computador.

Los retos que representa el manejo de evidencia digital son complejos, uno de los más críticos es la cantidad de información que puede llegar a necesitar evaluarse, un volúmen muy extenso de registros causa en principio problemas de almacenamiento y toma un tiempo considerable para lograr algun resultado positivo. Existe tambien  la cadena de custodia que implica la capacidad de identificar quien ha tenido acceso a los registros en cualquier momento, desde la recolección inicial hasta la presentación de la evidencia.  Las deficiencias en la cadena de custodia constituyen un mecanismo efectivo para desacreditar la incorporación de evidencia en procesos judiciales.

La evidencia digital como producto de la informática forense, garantiza la integridad y relevancia de los elementos que resolveran conflictos surgidos desde  las nuevas tecnologías de la información, superando además las limitaciones que la prueba documental o testimonial padecen al no coincidir necesariamente con la realidad. Es común que los documentos –aún redactados con calidad de declaración jurada o respaldados con la fé pública notarial-,  contengan información falsa o que las declaraciones de supuestos testigos –aunque sin intención de mentir-, se refieran a situaciones o hechos distintos a los que realmente sucedieron. Los registros digitales, mediante el uso de técnicas apropiadas, permiten una reconstrucción de hechos con menor riesgo a equivocaciones, lo cual mejora sustancialmente los resultados en el proceso de averiguación de la verdad.

La cantidad de evidencia digital que se produce día a día con los millones de interacciones de usuarios es increible, constituye  la huella de sus actividades cotidianas, que contiene el momento, lugar y dispositivos desde donde se realizan, información que sin lugar a dudas forma parte ya de extensas bases de datos.

Bibliografía

Leave a Reply

Your email address will not be published.