T-mobile: fuga de datos y robo de identidad

Reading Time: 3 minutes

El 17 de agosto de 2021, el operador de red inalámbrica estadounidense T-Mobile confirmó un incidente de seguridad informática conocido como Violación de Datos, data breach en inglés. El ataque es el quinto que sufre este gigante de las telecomunicaciones en los últimos cuatro años, sin embargo, existen reportes de incidentes de seguridad informática desde el año 2009, siendo uno de los más recordados el nombrado Sidekick Data Loss.

En esta ocasión, el ataque que sufrió T-mobile sorprende por la cantidad de usuarios afectados por la filtración de datos privados. El ataque salió a la luz cuando se supo de la venta de la base de datos con información de 100 millones de usuarios de T-Mobile en la Dark Web, lo que levanto las alarmas en diversos sectores de ciberseguridad y la propia compañia. Un aspecto preocupante e interesante del incidente es que la información incluye registros desde el año 2004, que incluye números telefónicos, nombres, PIN de seguridad, fecha de nacimiento, seguro social y licencia de conducir.

El ataque ha sido reconocido por John Binns, un joven de 21 años, ciudadano norteaméricano de descendencia turca, quien actualmente reside en Turquia y que, según sus propias declaraciones, realizó el ataque en represalia por el secuestro y tortura que sufrió a manos de agencias de Estados Unidos. Indica que inició la infiltración a la infraestructura de T-Mobile en julio, logrando detectar un servidor vulnerable que le permitió con herramientas básicas y disponibles en la red, acceder y analizar el data center compuesto de más de 100 servidores de la compañia ubicado en Washington. El atacante también indicó que la seguridad en la infraestructura tecnológica de T-Mobile es muy mala, ya que no le fue muy dificil lograr infiltrarse en la red, además, la información se encontro en texto plano, incluyendo la de años anteriores, es decir, registros que ya no estan en uso. La compañia publicó un comunicado aceptando su responsabilidad y ofreciendo mejorar sus políticas de ciberseguridad.

¿Por qué tanto escándalo?

Muchas veces las personas no comprenden el impacto y el peligro de este tipo de incidentes. El experto en ciberseguridad Steve Gibson, denominó a la información contenida en la base de datos como Las llaves del reino de la identidad. Con dichos datos es posible realizar estafas o fraudes mediante el robo de identidad, que permite al delincuente solicitar créditos o servicios en nombre de terceros, que afectan la reputación de las víctimas y pueden llegar a generar daños importantes en sus finanzas.

A partir de la nueva normalidad que vive el mundo, los casos de robo de identidad se han incrementado exponencialmente. La Comisión Federal del Comercio (FTC) publicó en febrero de 2021, un artículo en el que se informa que durante el año 2020, la Comisión recibió apróximadamente 1.4 millones de reportes sobre robo de identidad, el doble de lo que recibió en 2019. Las solicitudes fraudulentas de ayuda gubernamental por desempleo subieron de 12,900 en 2019 a 394,280 en 2020, si !! 2956.43 % de incremento !!

El robo de identidad no es exclusivo de Estados Unidos. Es un mal que silenciosamente se expande por todo el mundo y que no es del todo conocido o comprendido por las personas. Es común escuchar decir a los usuarios que su información no es importante, que no exista razón para precuparse por que sus datos sean conocidos por terceros, sin embargo, incidentes como el de T-Mobile ponen en rojo las alarmas y es necesario tomar precauciones.

Bibliografía

Leave a Reply

Your email address will not be published.